El tiempo no perdona

Nada ni nadie puede parar al tiempo, y este tiene diferentes impactos. Aquí en España se juega la última jornada de liga con un final brutal para seis equipos que se juegan la vida por un puesto libre para el descenso. Con las grandes ligas europeas sentenciada o casi, solo nos queda la final de […]

Nada ni nadie puede parar al tiempo, y este tiene diferentes impactos. Aquí en España se juega la última jornada de liga con un final brutal para seis equipos que se juegan la vida por un puesto libre para el descenso. Con las grandes ligas europeas sentenciada o casi, solo nos queda la final de la Champions como expectativa de pasión, sudor y honor.

 

Pero por el otro lado del Atlántico, empieza el Brasileirão. Despues de las ligas locales. Casi al fin de la Libertadores donde el único equipo representante de esta liga, el Santos, está clasificado para las semifinales. Equipo decepcionante en la última competición doméstica, pero que vuelve este año con mas ilusión, una plantilla de lujo (Neymar, Elano, Ganso…), pero sobre todo con Muricy Ramalho a la cabeza del equipo. El ganó cuatro de los últimos cinco títulos con dos equipos diferentes (Sao Paulo, 2006, 2007, 2008, Fluminense, 2010).

 

También estan con muchas ganas el Fluminense, el conquistador del último trofeo, el Cruzeiro o el Corinthians.

 

El Corinthians. Otra prueba que el tiempo no se para. Este año se despidió uno de los mejores delanteros de la historia, Ronaldo, a la puerta de ganar un último trofeo en su carrera, pero que no pudo pasar de la tercera posición en la tabla.

 

Tendremos que contar con el Sao Paulo o el Internacional, históricos de la categoría, siempre luchando con buen gusto y  buen manejo de balón.

 

Mañana nos esperan dos grandes citas: Santos-Internacional y Fluminense-Sao Paulo. Esto empieza muy fuerte.

Finalmente, si el tiempo no se para, tampoco se para el futbol. Que corra el balón!

Artículos Relacionados