• Atlético Mineiro
  • Fluminense
  • Grêmio
  • São Paulo FC
  • Corinthians
  • Internacional
  • Vasco da Gama
  • Santos FC
  • Sport
  • Palmeiras
  • Atlético PR
  • Chapecoense
  • Ponte Preta
  • Avai
  • Cruzeiro
  • Flamengo
  • Figueirense
  • Goias
  • Coritiba
  • Joinville

EXCLUSIVO: En una entrevista con Sambafoot, Sylvinho confirma el fin de su carrera

El lateral hace l balance de su vida de jugador
Action Images
El lateral izquierdo fue el primer jugador brasileo a ganar dos veces la Liga de Campeones con el FC Barcelona.

Esta semana, Sambafoot tuvo el placer de entrevistar al ex-jugador Sylvinho. Aquí, confirmó su retirada de los campos, habló sobre sus planes para el futuro, contó un poco su historia durante 15 años como atleta profesional, habló de la selección brasileña, e incluso sobre el mejor jugador del mundo, Lionel Messi.
 

¿Sylvinho, cómo y cuándo decidió convertirse en un jugador? ¿Cómo fueron el tiempo en las categorías inferiores y el inicio de tu carrera antes de tiempo?

Con seis años, comencé en el Centro de Educación de Ibirapuera. Un día, un entrenador me vio jugar y le dijo a mi padre que me lleve al Nacional. Me quedé dos o tres años. Antes de ir a los corintians, también jugó en los Paneias de  Morumbi. Hoy, cuando miro hacia atrás, tenía 15 años y ya sabía cual sería mi futuro. Yo creo, y estoy de acuerdo cuando se dice, que al salir de la base de un club fuerte, es más de la mitad del camino. Eso te da la dosis de responsabilidad que te ayudará a tener una mayor identificación con el club.


¿En el Corintians, fueron casi cinco años como profesional. ¿Cuáles son sus recuerdos de este tiempo?

Tengo muy buenos recuerdos. Fue el club que me dio la oportunidad. Después de Wladimir, que es insuperable, el Corinthians tenía una carencia importante en el lado izquierdo. A los 20 años, cuando me fui a trabajar, era todavía muy inmaduro. Empecé a jugar y una de las pocas personas que apostaron por mí en el inicio de mi carrera, fue el entrenador Eduardo Amorim. En el primer año, ganamos el Campeonato Paulista, cuando en el último momento tuve la suerte de detener un balón en la línea. También en 1995, contra el Gremio, ganamos la Copa de Brasil. Después, el Campeonato Brasileño de 1998, fue uno de los mayores logros que he tenido en el Corinthians.

¿En el año 1999, en el que dejó el Corinthians y jugó en el Arsenal. ¿Cómo fue esa experiencia y la adaptación?

Tengo que ser honesto, no conocía la importancia del Arsenal cuando salí de Brasil. Cuando llegué, me di cuenta de la estructura del club. En este momento, estaban abriendo un nuevo centro de formación. El viejo estadio, Highbury (demolido en 2006) era fabuloso, pequeño y acogedor. En resumen, el Arsenal fue un club espectacular en mi vida, donde he tenido el gran placer de jugar. Con respecto a la adaptación, no fue fácil. Después me enteré de la responsabilidad que llevaba, por ser el primer jugador brasileño que firmó con el Arsenal. Arsene Wenger, que sigue siendo el mismo entrenador desde entonces, me ayudó mucho, porque en Inglaterra el fútbol es más físico, los árbitros dejan jugar y a los fans no les gustan los jugadores que simulan faltas. Sin embargo, después de unos cinco meses, conseguí adaptarme.

 
¿Con respecto a la comunicación, que tuvo como dificultades con el Inglés?

Cuando llegué no sabía nada, pero poco a poco he aprendido y luché para aprender, porque sabía que se quedaría conmigo para toda la vida. Incluso el Arsenal, por haber sido el primero de Brasil, tuvo dificultades para encontrar un profesor para mí. Sin embargo, hicieron todo para que me sienta como en casa.

 
¿En el año 2001, cuando fue al Celta de Vigo. Como era de llegar a un club sin precedentes en la Liga de Campeones?

 
Siempre soñé con jugar en España o Italia. En esa época, el Celta tenía un buen equipo y tenía un fútbol bonito. Después de tres años de lucha, esfuerzo y dedicación, tuve la agradable sorpresa de ser llamado para jugar en el Barcelona.

 
¿En Barcelona llegó a su apogeo y fue el primer jugador brasileño en ganar dos veces la Liga de Campeones para el club (el año pasado, Daniel Alves igualó la marca). ¿Qué significa esto para usted?

 
En mi cuarta temporada con el club, Barcelona vivió una crisis terrible. Frank Rijkaard y varios jugadores se fueron. Cuando jugamos la previa de la Champions, surgió Guardiola. Txiki Begiristain, director deportivo en aquella época, me dio un contrato en la mano, me pidió que firme y deje al equipo la temporada siguiente. Al final, todo fue maravilloso y conseguimos ganar por segunda vez este torneo impresionante que es la Liga de Campeones. Corinthians y Barcelona son los dos equipos más fuertes que he mantenido en mi corazón.

 
¿En el año 2009, estuvo a punto de regresar al club que te revelaó, pero terminó yendo al Manchester City. ¿Por qué sucedió esto?

En realidad tenía la oportunidad de jugar en el Corinthians. Llegué a Sao Paulo de vacaciones y hablé con el club en tres ocasiones. Yo ya estaba preparando cosas en Brasil y había decidido que cualquier propuesta que viniera del Este de Europa o que perjudicaba a mis hijos, no aceptaría, ya no era un problema financiero, sino de familia. Pero como he dicho a la mesa de Corinthians, tenía una procuración en Europa hasta finales de agosto y mi abogado me dijo que las propuestas podrían venir del mercado europeo. Existía un club brasileño en otro estado que me hizo una propuesta con mejores condiciones financieras, pero yo le dije que para volver al fútbol brasileño, sería a los Corintians. Pocas personas saben, pero el Wolfsburgo-ALE también me hizo una oferta de trabajo de un año completo, lo que me negué, porque el contrato a corto plazo haría daño a mis hijos. Cuando ya estaba imaginando mi regreso, una interesante propuesta llegó procedente del Manchester City, que era algo que no podía rechazar. Llamé a los Corintians, les expliqué la situación y ellos entendieron.

 
Una vez que regresó del Manchester City, se quedó sin club. Surgió que quizás volvería a jugar. ¿Sigue pensando eso?

No pensaba más. Pensaba volver a jugar en el centro del campo, una posición en la que empecé en las inferiores de los corintians. Sin embargo, había algunas propuestas que considería con riesgo que no quería correr, desde que tenía 15 años, trabajé en clubes grandes y yo soy una persona que siempre trata de dedicarse a fondo.

¿Cuáles son tus planes futuros?

 
Al principio, yo tengo cuatro posibilidades. La primera sería trabajar como comentarista deportivo, algo que he tenido la oportunidad de hacer este año y me gustó. Otra opción sería entrenador o trabajar en un comité técnico. La tercera posibilidad es de ser director deportivo, que requiere tomar algunos cursos. Ser un agente de los atletas es algo que me he estado preguntando también.

 

Sylvinho con el periodista de Sambafoot F.Ahuvia

 

En Europa, jugó al fútbol en Inglaterra y en España. ¿Cuál tiene características más parecidas fútbol brasileño?

 
Sin lugar a dudas, el mejor lugar para un jugador brasileño para adaptarse es el fútbol español. La forma de jugar es similar, el lenguaje es más fácil de entender, el clima y la comida son también similares.

 
¿Lo que un jugador necesita para tener éxito en el fútbol europeo?

 
Necesita cambiar de cabeza, olvidar lo que ha ganado e intentar ganar otros títulos. Esto sólo lo consigues cuando te das cuenta que vas a empezar de cero otra vez.

 
Para la selección brasileña jugó seis partidos. ¿Crees que podría haber sido llamado más? Se esperaba jugar un Mundial?

 
Para ser honesto, no. TJugaba en un momento en la que ya había muchos laterales delante de mí.

¿Como fue su relación con Messi en el Barcelona?

 
Cuando llegué a Barcelona, ​​él acababa de subir en el equipo B del club. Poco después, durante la pretemporada que hicimos en Asia, llegó al equipo profesional. Siempre fue muy tímido, así que junto con otros brasileños, prácticamente lo adoptamos. Dentro y fuera del terreno de juego, he creado un gran vínculo de amistad con él y aún hoy mantengo una relación de amistad. Es sin duda el mejor jugador y el más decisivo del mundo que he visto en mi vida.

 
¿Qué te parece el trabajo de Mano Menezes con Brasil?

 
Todavía es temprano, pero creo que su trabajo se está haciendo bien. Me encanta ver a su equipo jugar tácticamente. La selección tiene a Ganso y Neymar, que aún están en Brasil y que son dos jugadores espectaculares. El resto son unos de los mejores jugadores de Europa, como Daniel Alves, que para mí es el mejor lateral derecho del mundo.

Para terminar, a finales del año el Barcelona tendrá que enfrentarse al Santos en la final del Mundial de Clubes, ¿quién crees que tiene el mejor equipo: el Santos de Neymar, o el Barcelona Messi? Y con quién se queda.

Esta es una pregunta difícil de responder porque ambos equipos tienen que jugar una semifinal. Ahora bien, si eso sucede iría con el Barcelona, ​​ya que fui cinco años allí y he jugado con la mayoría de los jugadores que aún están allí.

 
 

Ultimas Noticias.

  • Todos
  • Selección
  • Clubes
  • Jugadores
prev
    next

    Foro de fútbol

    To the top